Huevos Benedictinos

Ingredientes:


Para los huevos


- Huevos

- Agua

- Sal

- Chorro de limón o vinagre


Para la salsa

- 3 yemas de huevo

- 1 1/2 cucharada de jugo de limón

- 55 gramos de mantequilla sin sal, fría

- 170 gramos de mantequilla sin sal, derretida

- Sal al gusto

- 1 cucharadita de pimienta blanca molida

¡Manos a la obra!

Primero la salsa

1. Pon las yemas en una cacerola pequeña. Bate hasta que se haga una especie de mayonesa. Agregar el jugo de limón, y por ningún motivo dejes de batir.

2. Agrega 2 cucharadas de mantequilla fría y baja el fuego.

3. Sigue batiendo mientras la mantequilla se derrite y la mezcla se vea espesa.

4. Retira la cacerola del fuego y agrega otra cucharada de mantequilla fría. Luego incorpora la mantequilla derretida. Todo esto sin dejar de batir.

5. Sazona con sal y pimienta a gusto.

Ahora los huevos:

1. Pon a hervir agua con gotas de vinagre o limón, en una cacerola.

2. Vacía el huevo cuando hierva, y cuécelo durante 3 o 4 minutos.

3. Durante el proceso, con una cuchara empuja los bordes de la clara para que cubran la yema.

4. Con un espumador, saca el huevo, y ponlo sobre tu muffin, bagel, pan tostado y decora con jamón, ciboulette, etc., y báñalos con salsa holandesa.